Como enfría los barriles de cerveza un grifo de cerveza doméstico (Autopsia incluida)

Seguimos con las reseñas sobre grifos de cerveza. También seguimos con nuestro afán por contároslo todo sobre los grifos de cerveza.

Seguro que más de uno de vosotros ha tenido la curiosidad de comprobar como hace un grifo de cerveza para enfriar la cerveza, pero claro, para averiguarlo hay que destrozar el grifo y cuestan un dinero.

Así que en nuestra reseña de hoy vamos a hablar justo de esto:

Como enfría un grifo de cerveza doméstico: El grifo de cerveza Klarstein o Domoclip (Autopsia Incluida).

Detalle de Celda peltier

Hace unas semanas os contamos todo sobre el funcionamiento a nivel de usuario sobre el grifo de cerveza Domoclip. Todavía hubo una persona que no se quedó conforme y nos preguntó cómo hacen estos aparatos para enfriar la cerveza. Concretamente estaba preocupado por si era posible que de un aparato de esta clase saliera alguna clase de gas tóxico en caso de rotura.

La respuesta corta es que no. Los grifos de cerveza domésticos no son como un frigorífico o como un grifo de cerveza de un bar, en su lugar emplean celdas Peltier para enfriar la cerveza.

Una celda Peltier es un pequeña pieza formada por semiconductores que emplean el efecto Peltier, inventado por Jean Peltier (de ahí su nombre) para enfriar una de sus caras mientras que calientan la otra.

No es materia de este blog entrar en fundamentos de física (de la que no somos expertos), así que todo lo que podemos aclarar sobre el efecto Peltier es lo que encontramos en la Wikipedia:

Una manera para entender cómo es que este efecto enfría una juntura es notar que cuando los electrones fluyen de una región de alta densidad a una de baja densidad, se expanden (de la manera en que lo hace un gas ideal) y se enfría la región.”

Pero veámoslo por dentro. O dicho de otra forma: “Ya rompo yo el grifo de cerveza por ti”.

Las imágenes que se reproducen a continuación se corresponden con un dispensador de cerveza Klarstein modelo 10010174. Este grifo de cerveza es idéntico al grifo de cerveza Domoclip, así que esta autopsia es válida para ambos grifos.

Nos gustaría poder decir que ningún grifo de cerveza sufrió daños durante la redacción de este artículo, pero no sería cierto.

Interior de un grifo de cerveza Klarstein

Si retiramos la parte posterior del grifo de cerveza nos encontramos con el ventilador del aparato y una pequeña placa con algunos componentes eléctricos. Esta es toda la electrónica del aparato.

A partir de este punto cualquier paso que demos puede hacer que el aparato deje de funcionar o que no funcione correctamente, así que recomendamos que no hagáis esto con vuestros aparatos.

Retirar el ventilador es sencillo, solo hay que desatornillar 4 tornillos y deslizarlo por la superficie del radiador, que está ahí para disipar el calor que genera la cara caliente de la celda Peltier.

El siguiente paso sería separar el radiador (y la celda Peltier) de la cámara donde se encuentra el barril de cerveza. Esta pieza además de estar fuertemente atornillada está unida a la cámara mediante un gel de alta conductividad térmica, por lo que una vez separado lo más probable es que no podamos volverlo a unir y que siga funcionando igual de bien que antes.

Si lo hacemos encontraremos lo siguiente:

Detalle de la parte inferior de radiador de un grifo de cerveza Klarstein

En la parte inferior de esta imagen veis una pieza metálica que no es más que otro “radiador” cuya finalidad es la de transmitir el frio generado por la celda Peltier lo más rápidamente posible hacia el barril de cerveza.

En la parte superior veis el radiador que iba unido al ventilador, solo que dado la vuelta. La celda Peltier todavía no está a la vista por que tiene una pieza metálica que la recubre. Si retiramos esa pieza es cuando la tendremos a la vista.

Detalle de Celda peltier

En esta foto podemos ver la parte posterior del radiador (a la izquierda) y la celda Peltier a la derecha. Como podéis ver la celda estaba rodeada por una sustancia similar a la silicona, realmente no somos capaces de reconocer esa sustancia, pero diríamos que se trata de un gel o silicona con una formulación especial para proporcionar una mayor disipación térmica.

Además de esa silicona rodeando a la celda, y aunque en la foto no se perciba claramente, puedo aseguraros que la celda estaba recubierta por una capa fina de gel similar en consistencia a la pasta de dientes.

Como veis en las fotos pusimos la celda encima de un trapo para evitar que nos pusiera el banco de trabajo perdido de gel.

Detalle del número de referencia de la celda peltier del grifo de cerveza klarstein

En la última fotografía lo que encontramos es un detalle de la protagonista de este artículo, la famosa celda Peltier responsable de que nuestro grifo de cerveza pueda enfriar nuestros barriles.

Como veis es una pieza muy pequeña, cabe en la palma de una mano, es muy fina (un centímetro aproximadamente) y no pesa apenas nada.

Por suerte esta celda todavía tiene impresos los números de su referencia “TEC1-12706 BC2012/02” Y eso es suficiente para averiguar un poco más de esta pieza:

https://nergiza.com/wp-content/uploads/TEC1-12706.pdf

Como dato interesante: La cerda Peltier tiene una esperanza de vida de 200.000 horas de uso, lo que se traduce en más de 8.300 días o lo que es lo mismo 22 años de uso continuado.

Parece suficientemente robusta… posiblemente el ventilador diga “basta” antes de eso…

Como nota final: Al finalizar la autopsia volvimos a montar todas las piezas de la mejor forma posible y trasladamos todos los componentes del aparato al punto limpio para su correcto tratamiento como residuo. El trapo también fue entregado en el punto limpio.

Deja un comentario